IN THE NEWS

Cambio de ciclo: CCK, cuna del mini-Davos
Sun, 05/06/2016 - 10:44

Cambia, todo cambia. El Centro Cultural Kirchner (CCK) fue uno de los bastiones sobre los cuales el kirchnerismo gestó su relato y se convirtió en un símbolo político durante los últimos años. Contaba incluso con una sala dedicada a la vida y obra del ex presidente que generaba tantas adhesiones como rechazos en la famosa grieta argentina.

Hoy, rodillos de pintura mediante, esa sala es historia y también la idea original del ex presidente. A tal punto que los próximos días 12, 13, 14 y 15 de septiembre será el epicentro de un proyecto que ya está tomando forma: el miniDavos argentino, como lo bautizaron informalmente sus organizadores.

Se trata de un encuentro en el que se invitará a más de 1600 CEO y directivos globales y a otros 500 locales y que contará con la presencia del gabinete en pleno con sus agendas abiertas. También participará el presidente de la Nación, que se involucrará personalmente en dar respaldo al "Argentina business and investment forum". Es decir, al foro de negocios e inversiones de la Argentina en su primera edición. Se trata de una especie de road show del país para el mundo y para reconquistar a los inversores internacionales que partieron durante la última década.

"Se van a producir sesiones plenarias y mucho espacio para networking entre las empresas y el Gobierno. Allí los ministros van a tener reuniones con las principales empresas, referentes de mercados internacionales y empresarios que vengan con proyectos concretos", graficó otra fuente vinculada con el proyecto que todavía no se oficializó. El objetivo es posicionar a la Argentina como "la nueva estrella entre los emergentes" y acelerar la llegada de nuevos inversores para infraestructura.

En el detrás de escena hay marcas registradas en el mundo de este tipo de eventos. Richard Attias, quien organizó durante muchos años el Foro Económico de Davos, será el responsable de atraer a los CEO y referentes de los países más disímiles.

Un largo currículum

Attias tiene en su CV la organización de la iniciativa global de Clinton y la conferencia de los premios Nobel. También fue uno de los gestores del New York forum y antes de establecer su compañía en Nueva York asesoró al emirato de Dubai en su estrategia de marca y también pasó por el mundo corporativo en IBM, para luego fundar varias compañías de IT. También realizó más de 1000 eventos para corporaciones globales en la medida que Marruecos, su país original, fue el puntapié inicial para luego vivir en Francia, Suiza, Japón, Dubai y en Estados Unidos.

Su compañía forma parte del gigante mundial de la publicidad WPP y por ello no sorprende que sir Martin Sorrell, considerado el ejecutivo publicitario más poderoso del mundo, esté también detrás del proyecto.

Sorrell fue noticia durante el período kirchnerista por su enojo con los directivos de la filial local de su controlada Young & Rubicam cuando la dupla del por entonces CEO y ex socio Darío Straschnoy y su director general creativo, Martín Mercado, lanzaron el aviso de presidencia de la nación -gestión CFK- que mostraba al capitán de la Selección de Hockey, Fernando Zylberberg, entrenándose en Malvinas para los Juegos Olímpicos de Londres.

"Para competir en suelo inglés (nos) entrenamos en suelo argentino", remataba esa publicidad. La combinación de Malvinas y los Juegos Olímpicos, dos de los ejes comunicacionales de ese año, resultó explosiva.

La agenda ahora pasa por otro lado. Infraestructura, transporte, energía, agroindustria, telecomunicaciones y un capítulo especial dedicado a innovación y emprendedurismo serán parte de la agenda. El protocolo indica también que las cartas de invitación del Gobierno argentino comenzarán a llegar en los próximos días a los referentes que se busca conquistar.

"Vamos a mostrar todos los progresos que se hicieron y dejar en claro que la apuesta es de largo plazo y no de corto", afirmó una fuente cercana al encuentro.

De hecho el presidente Macri anticipó a algunos de los principales medios internacionales que el objetivo es generar las estrategias para reactivar los sectores clave de la economía, empoderar al sector privado y atraer oportunidades de inversores locales, regionales y globales. También se busca generar la confianza en el país con los mano a mano con los ministros clave de su gabinete.

Localmente quien está liderando la logística para el grupo de Attias es Germán Yunes, CEO de la agencia Ogilvy, otra de las compañías controladas por el grupo WPP.

La canciller Susana Malcorra; el ex CEO de Southern Cross y hoy asesor presidencial, Horacio Reyser, y Juan Procaccini, titular de la Agencia Argentina de Desarrollo de Inversiones están al frente del efecto contagio en las Embajadas adonde se busca confirmar a los CEO internacionales que se intentará conquistar en el MiniDavos local.

keyboard_arrow_leftBACK